Garantiza la ergonomía en la oficina

ergonomía en la oficina

Cada vez son más las empresas que ofrecen a sus trabajadores soluciones de ergonomía en la oficina para trabajar de forma más cómoda y más eficiente. En algunos casos es imprescindible por motivos de salud, pero en la mayoría se trata de garantizar el confort a los empleados. A largo plazo sentirse a gusto y protegido redundará en unos mejores resultados en cuanto a productividad de las personas.

Actualmente muchas personas pasan en la oficina más tiempo que en su propia casa, por lo que adecuarlas a las necesidades particulares es muy importante. Cuando la ergonomía falla los problemas de salud se hacen presente y se manifiestan de diferentes formas: dolores musculares, vista cansada o ansiedad entre otros.

Cómo conseguir una oficina ergonómica en varios pasos

Elige el mobiliario adecuado

La silla y la mesa de trabajo son los muebles más importantes de cada oficina. La silla debe ofrecer estabilidad, un respaldo que se ajuste a la espalda y una altura que permita tocar el suelo con los pies.

Además, debes elegir sillas fabricadas con material transpirable, para prevenir la humedad. Las sillas regulables en altura e inclinación evitarán las malas posturas y las contracturas musculares. Los reposabrazos deben ser inferiores a la altura de la mesa, para que la silla se pueda arrimar completamente.

La mesa debe tener las esquinas redondeadas para prevenir los golpes. Lo ideal es que la altura sea la misma que los codos del trabajador cuando está escribiendo. Actualmente es muy fácil encontrar en el mercado muebles de oficina ergonómicos que te facilitarán el trabajo de decoración.

Proyecta la iluminación

Si la oficina dispone de luz natural durante algunas horas del día debes distribuir los diferentes puestos de trabajo para aprovecharla al máximo. La luz natural no debe incidir directamente sobre las superficies de trabajo, ya que es una luz inestable y directa que provoca reflejos. Por eso, debes colocar estores o persianas que la tamicen y poder disfrutar de la mejor fuente de luz.

La iluminación artificial es más eficiente cuando se organiza con varios puntos de luz dispuestos en el espacio de trabajo. Coloca lámparas cenitales para una iluminación general del espacio y lámparas de mesa para los trabajos que requieran un aporte extra de luz.

Mide el ruido de tu oficina

Los niveles bajos de ruido en una oficina son importantes para favorecer la concentración de los empleados. Lo más aconsejable es que no haya sonidos extraños que alteren la atención en el trabajo. Las reuniones de dos o más personas se deben producir en espacios cerrados para no molestar al resto de compañeros. Debemos evitar timbres de teléfonos excesivamente altos y procurar que las máquinas (fotocopiadoras, impresoras) se sitúen en un extremo de la sala.

Cuida la temperatura

Es otro de los factores que afectan al ritmo de trabajo e, incluso, pueden llegar a impedir que el empleado desarrolle normalmente sus funciones. Sin embargo, unas condiciones favorables de temperatura, humedad y renovación del aire harán que la actividad se desarrolle de forma satisfactoria para todos, jefes y empleados.

El ordenador, la herramienta fundamental en el trabajo de oficina

Desde hace tiempo el ordenador se ha convertido en la herramienta principal del trabajo administrativo, por eso es fundamental saber cómo debemos colocarlos para evitar lesiones. La pantalla debe estar a una distancia aproximada de 50 centímetros de la cara para evitar la fatiga ocular. Además, el borde superior se situará ligeramente por encima del nivel de los ojos.

Tanto la pantalla como el teclado deben estar situados frente al trabajador y el ratón en el lado de la mano que escribe. Al escribir los antebrazos, las muñecas y las manos deben estar alineados y formando un ángulo de 90 º con el brazo. La cabeza y el cuello relajados y los hombros hacia abajo, separados de las orejas.

La pantalla debe estar situada justo en frente del usuario, para evitar que gire el cuello mientras trabaja. Entre el borde de la mesa y el teclado debe haber una distancia mínima de 10 centímetros.

Accesorios de oficina

Existen numerosos accesorios para garantizar la ergonomía del puesto de trabajo, en el caso de personas con una fisionomía diferente o para trabajos determinados.

Así, si el trabajador es de baja estatura y no llega al suelo desde la silla debe utilizar un reposapiés regulable para apoyar los pies con las piernas dobladas en ángulo de 90 º.

Cuando el trabajo consiste en pasar documentos desde papel al ordenador es aconsejable utilizar un soporte especial o un atril para que los documentos queden más cerca de los ojos.

Para aumentar la eficiencia en el trabajo es necesario diseñar espacios teniendo en cuenta la ergonomía en la oficina, donde los empleados se sientan a gusto y su salud esté protegida.

¿Te interesa el tema de la ergonomía en el trabajo? Te invitamos a descubrir en nuestra web todos los contenidos sobre ergonomía laboral.

Abrir chat
Powered by