Logra la eficiencia energética en tu oficina

eficiencia-energetica-oficina

La eficiencia energética en la oficina es posible y conseguirla es sencilla siguiendo estas claves y consejos. Una oficina más sostenible ayuda al medio ambiente y puede reducir gastos para tu empresa. Además, esta concienciación tiene grandes beneficios para una compañía y para sus trabajadores.

Cómo lograr la eficiencia energética y por qué

No solo se trata de medidas que mejoren la calidad de tu oficina o incluso que sean más respetuosas y responsables con el medio ambiente, no contribuyendo al cambio climático sino haciendo lo que se pueda para prevenirlo. Sino que además de todo ello, también supondrá un ahorro de energía en la oficina, que repercute directamente en los gastos que esta tiene.

Primeros pasos:

Lo primero que hay que saber cuando se quiere mejorar la eficiencia energética del espacio de trabajo es que lo mejor siempre es trabajar con profesionales, tanto para detectar qué se debe mejorar como para llevar a cabo esas reformas. Materializar una oficina sostenible es posible, y los primeros pasos han de darse así:

– Una auditoría energética: una vez medida la energía y el consumo se pueden hacer cambios. Pero sin realizar una de estas auditorías será imposible detectar cuáles son los puntos clave que hay que cambiar para una eficiencia mayor en el trabajo. Los consultores energéticos llevan a cabo estas inspecciones en todas las instalaciones del edificio o espacio en el que se sitúe el negocio para determinar si es eficaz o no y qué habría que modificar.

– Planes adaptados: ninguna empresa es igual que otra y cada una debería tener su propio plan de mejora de la eficiencia, para ello déjate guiar por profesionales del sector que apliquen lo que es mejor para tu negocio. Una vez hecha la consultoría y conocer los puntos que se deben cambiar es momento de pedir un plan adaptado para que esos cambios se lleven a cabo. De esta manera la oficina tendrá un buen funcionamiento energético que se basa en reducir el consumo eléctrico para lograr más eficiencia con menos, un mayor confort para los empleados y minimizar la emisión de gases contaminantes al medio ambiente.

Como se ha mencionado antes, la personalización de los planes de actuación es una de las claves más importantes, pero a grandes rasgos se puede centrar la realización de estas medidas de ahorro y modificación en los siguientes grupos:

Diseño y renovación

Uno de los bloques de medidas pasan por realizar un diseño más inteligente de la oficina. Por ejemplo, si esta tiene muchas separaciones individuales, se puede plantear eliminarlas para permitir que la luz que entra por las ventanas sea compartida por todos. Es decir, que de una sola entrada de luz se pueda beneficiar mucho más espacio, de esta manera se necesitará menos electricidad y el confort de los empleados aumentará (ya que la luz natural siempre es más agradable y mejora la estancia en el trabajo).

Para conseguir esto se puede elegir poner unas cristaleras entre las oficinas en lugar de paredes opacas o incluso crear espacios completamente acristalados. Por ejemplo una sala de juntas con puerta de cristal y las paredes también que permita el paso de la luz y la transparencia.

Mejora de aislamiento

El aislamiento térmico es una de las claves de la eficiencia energética. Empleando materiales más aislantes y haciendo una obra correspondiente, se consigue tener una oficina mejor aislada que no necesite utilizar con regularidad el aire acondicionado o la calefacción.

Para lograr este objetivo, la empresa con la que se trabaje para la reforma deberá conocer qué materiales hay, el análisis de eficiencia realizado y elegir conjuntamente los cambios más necesarios. Escoger un buen aislante es fundamental, por ello, aunque pudiera subir el precio hay que tener en cuenta que esto no supondrá más gastos, al contrario. A pesar de que la obra pueda ser cara, el objetivo es reducir la energía empleada y por tanto el dinero gastado, así que esta obra reportará beneficios en la factura de la luz y la calefacción de la empresa.

Iluminación más eficaz

La iluminación siempre puede ser más eficaz, suponer un ahorro y ser más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Conseguirlo es sencillo y tras el análisis de la eficacia de la energía en la oficina hay unos sencillos consejos para todas las empresas.

La instalación de luces de bajo consumo o detectores de presencia que permiten que se active la luz solo cuando haya gente en ese espacio y así evitar que se consuma electricidad cuando nadie está haciendo uso de ella. Ambas medidas imprescindibles. Además, aprovechar la luz natural y por último adaptar la artificial a las estancias según lo necesite cada una.

Estos son algunos consejos para una oficina más eficiente energéticamente que ayudarán no solo a respetar más y cuidar el planeta, sino a aumentar el confort y reducir gastos.

Abrir chat
Powered by